Blog

3 estrategias para atreverse a decir que no

3 estrategias para atreverse a decir que no

Para muchos uno de los retos mas grandes que hemos tenido en las últimas semanas ha sido poder equilibrar nuestra vida laboral y nuestra vida personal en el mismo espacio. Muchos se han enfrentado a los mensajes de trabajo a deshoras y las exigencias de respuestas 24/7. La semana pasada te compartía en el Facebook live algunos mitos del equilibrio entre estas dos esferas de tu vida. Dentro de la conversación hablamos de la importancia de aprender a poner límites y a decir que no, por ello esta semana quiero compartir un poco más sobre el tema.

La burbuja del optimismo

La burbuja del optimismo

Durante estos días me he dado cuenta que hay un llamado al optimismo y la positividad extrema que me parece un poco riesgoso. Si bien es cierto que nuestra actitud ante las cosas determina en gran medida como las interpretamos y en consecuencia como las percibimos, también es cierto que somos seres emocionales. Y nuestro abanico de emociones no puede estar reducido sólo a aquellas emociones que nos hacen sentir bien, hay emociones incomodas y están ahí por una razón.

3 estrategias de autocuidado en la cuarentena

3 estrategias de autocuidado en la cuarentena

Estamos en condiciones muy extraordinarias, sin embargo, la vida sigue y ciertos aspectos de ella nos siguen demandando un ritmo de trabajo “normal” que no siempre estamos en condiciones de seguir. Es importante recordar que no estamos trabajando en casa, no es un Home office; estamos confinados en casa intentando continuar con nuestro trabajo. Por lo que no podemos esperar que nuestro nivel de energía o de productividad no se vea afectado por las condiciones externas por las que estamos pasado. Por ello hoy quiero compartirte 3 estrategias de autocuidado para evitar sentirte abrumado.

3 tips de motivación durante la cuarentena

3 tips de motivación durante la cuarentena

Trabajar en casa en esta temporada de confinamiento ha sido para muchos más complejo de lo que parece, sobre todo porque hay muchos retos que no descubres hasta que comienzas a vivir la experiencia de trabajar así. Mas allá de los retos de las primeras semanas en las que había que encontrar la mejor forma de ser productivos sin perder la cabeza, hoy nos encontramos con nuevas problemáticas que no necesariamente tienen que ver con la forma en que nos organizamos. Por ello hoy te comparto algunas ideas para no sentirte abrumado y poder fortalecer tu motivación intrínseca.

Tu propósito es un camino, no una meta

Tu propósito es un camino, no una meta

Siempre he creído en la importancia de encontrar tu propósito. Saber para qué estás aquí y que es lo que te apasiona hacer, te da un impulso enorme para hacer las cosas y te permite vivir con sentido. Sin embargo, he notado que la búsqueda de propósito y la necesidad de encontrarlo y poder definirlo de forma clara y concisa, se puede convertir en una carga para algunos y generar mucho estrés.

Cuando el equipo no se siente un equipo

Cuando el equipo no se siente un equipo

Cuando nos aproximamos a los miembros de un grupo desde una visión de equipo, el bienestar de las personas es tan importante como el proyecto, esto significa que para lograr los mejores resultados nos interesamos por los miembros del equipo que están involucrados, desarrollamos su talento y hay un apoyo tangible a cada una de sus necesidades; lo cual se refleja directamente en la meta común a cumplir. Por el contrario, cuando la visión al grupo está centrada en exclusivamente en el proyecto y en los resultados independientemente de las personas, se suelen pasar por alto necesidades de los involucrados y en consecuencia se genera un ambiente poco colaborativo.

Cuando el sobre análisis se vuelve inacción

Cuando el sobre análisis se vuelve inacción

En lo personal reconozco que tengo una tendencia a pensar demasiado las cosas, en general sé que esto me sucede cuando no tengo suficiente información, siento que hay demasiadas cosas fuera de mi control o cuando mi yo perfeccionista aparece y quiere resultados impecables. Manejar la incertidumbre es un tema con el que aun trabajo, tengo una tendencia a quedarme quieta… pensando. Al final el sobre análisis y la necesidad de tomar la decisión correcta me impiden pasar a la acción.