3 herramientas para ser más resiliente

Todos enfrentamos crisis en diferentes momentos de nuestra vida, algunas veces son etapas relativamente fáciles de superar, pero en otras ocasiones estas experiencias son un parteaguas para nosotros. Superar una crisis requiere mucho trabajo personal y en general nos lleva a cuestionar lo que hacemos o lo que somos. Reconstruirnos después de la crisis dependerá de nuestra capacidad de resiliencia, es esta habilidad la que nos permitirá convertir esos momentos de ruptura en oportunidades de crecimiento y transformación. Con esto en mente hoy te quiero compartir 3 herramientas que te ayudarán a fortalecer tu resiliencia.

Cuando el sobre análisis se vuelve inacción

En lo personal reconozco que tengo una tendencia a pensar demasiado las cosas, en general sé que esto me sucede cuando no tengo suficiente información, siento que hay demasiadas cosas fuera de mi control o cuando mi yo perfeccionista aparece y quiere resultados impecables. Manejar la incertidumbre es un tema con el que aun trabajo, tengo una tendencia a quedarme quieta… pensando. Al final el sobre análisis y la necesidad de tomar la decisión correcta me impiden pasar a la acción.

Mudarse de tu zona de confort

Una mudanza es un proceso de cambio, que, como cualquier otro, puede ser difícil de afrontar, aun cuando haya sido nuestra decisión. Cuando se inicia un cambio aquello que estaba en orden y tenía un lugar definido, se pone de cabeza y deja entrar el caos que trae consigo la transformación. Aquello con lo que nos sentíamos cómodos deja de ser lo que era y nos obliga a movernos en la incertidumbre