Tu propósito es un camino, no una meta

Siempre he creído en la importancia de encontrar tu propósito. Saber para qué estás aquí y que es lo que te apasiona hacer, te da un impulso enorme para hacer las cosas y te permite vivir con sentido. Sin embargo, he notado que la búsqueda de propósito y la necesidad de encontrarlo y poder definirlo de forma clara y concisa, se puede convertir en una carga para algunos y generar mucho estrés.