Cuando el equipo no se siente un equipo

Cuando nos aproximamos a los miembros de un grupo desde una visión de equipo, el bienestar de las personas es tan importante como el proyecto, esto significa que para lograr los mejores resultados nos interesamos por los miembros del equipo que están involucrados, desarrollamos su talento y hay un apoyo tangible a cada una de sus necesidades; lo cual se refleja directamente en la meta común a cumplir. Por el contrario, cuando la visión al grupo está centrada en exclusivamente en el proyecto y en los resultados independientemente de las personas, se suelen pasar por alto necesidades de los involucrados y en consecuencia se genera un ambiente poco colaborativo.