Journaling: Escribir para entender

Hay una magia especial en una hoja en blanco, aunque no lo parezca a primera vista el papel es capaz de develar misterios, de explicar historias, de desenredar el caos y aminorar las cargas. Al menos así ha sido para mí. La semana pasada te compartía una de las herramientas que utilizo para mantenerme enfocada el visual board, hoy quiero compartirte aquella que uso cuando necesito centrar y aclarar la mente: El journal.

DL_Journaling_escribir_para_entender_2Hace un par de años tomé un taller que fue toda una revelación para mí, durante 6 meses, junto un grupo de mujeres, me dediqué a contar mi vida en el taller de autobiografía que organiza DEMAC. El objetivo del taller es rescatar la voz de las mujeres a través de contar sus historias personales y escribir una autobiografía. Recapitular mi historia fue un ejercicio muy interesante que, entre otras cosas, me dejó el hábito de la escritura. Tomar un momento de tu vida y narrarlo en papel puede ser muy retador, pero a la vez puede ser sumamente revelador pues te permite verlo desde una perspectiva distinta y te ayuda a acomodar los acontecimientos de tu propia memoria. Una de las cosas que descubrí es que mientras escribes sobre una experiencia puedes observar todas las emociones envueltas, identificar los patrones e incluso entender mejor las causas, pero, sobre todo, puedes sanar recuerdos.  En este sentido la escritura es una gran aliada para trabajar contigo mismo y con tu crecimiento personal.

Tras la experiencia en el taller, me encontré con que quería seguir escribiendo y así llegué al jornaling. Tener un journal es básicamente como tener un diario, sin embargo, no es un diario en el que tengas que escribir todos los días lo que hiciste, a donde fuiste, etc, etc. Sino es un espacio en el que escribes cuando lo necesitas y sobre lo que necesitas. La única condición es escribir libremente, sin juzgar, sin preocuparte por la redacción o la ortografía, ni siquiera de si tienes buena letra, simplemente se trata de escribir. El único objetivo es darte la oportunidad de plasmar lo que estás sintiendo o pensando sobre una situación, un tema o una preocupación.

DL_Journaling_escribir_para_entender_1Un journal puede ser cualquier libreta, incluso puedes hacer uno en digital, aunque siempre es más recomendable escribir manualmente. Una vez que tienes la hoja en blanco frente a ti todo lo que tienes que hacer es soltarte, dejar la creatividad ir y escribir, si las ideas no fluyen una buena forma de empezar es hacerte una pregunta, puede ser algo tan simple como ¿Qué te gusta hacer? O algo mucho más específico como ¿Qué me está molestando sobre esto?, ¿Por qué estoy enojado? O ¿Cómo me siento con esta situación? Lo importante es que no censures tu respuesta y dejes salir lo que quiera salir.

Este tipo de escritura representa un desfogue emocional, en el que puedes verter todos tus pensamientos, sensaciones, dudas, miedos, creencias, etc. Es espacio seguro para expresarte y para entenderte sin necesidad de juzgarte. Cuando relees lo que escribiste, y lo ves con apertura puedes observar las cosas con más claridad, identificar las creencias involucradas, el miedo que está detrás o las experiencias pasadas que te están haciendo actuar de cierta manera; incluso puede permitirte identificar cuando necesitas pedir ayuda.

En lo personal, normalmente me siento a escribir cuando necesito aclarar mi caos mental, cuando estoy estresada o hay algo que no logro resolver. Sentarme y dedicarme un tiempo para desfogar me ayuda a concentrarme y ver los problemas en su justa magnitud, e incluso me permite vislumbrar algunas soluciones que de otra forma habría pasado desapercibidas. Escribir es una buena forma de explicarte a ti mismo y entenderte con mayor profundidad para poder fortalecerte, crecer y soltar cuando es necesario.  Es una gran herramienta de auto conocimiento para confrontar tus miedos y observarlos bajo una lupa diferente para poder superarlos.

Un journal puede ser un gran aliado para construir tus objetivos y para tu crecimiento personal ¡haz la prueba! Y no dudes en compartirme tu experiencia

Gracias por leerme, hasta la próxima semana.

Deja un comentario