Tengo una agenda ¿Y ahora qué?

Desde que tengo memoria he visto a mi padre sentarse cada mañana en la mesa del comedor, tomar su cuaderno cuadriculado y una pluma, y anotar en una hoja sus tareas del día con su primera taza de café. El ritual se repite cada noche, toma su cuaderno, una pluma, tacha cada tarea cumplida y se dedica a transcribir para el día siguiente aquellas tareas que no alcanzó a hacer. Mi padre es de las personas más estructuradas que conozco y su cuaderno de tareas es el mejor ejemplo de ello.

Fotos artículos (10)Tener claridad de las cosas que debes alcanzar en el día sin duda ayuda a concentrar tus esfuerzos y a obtener más resultados. Para mí la mejor manera de hacer esto es llevar una agenda, pues considero que para alcanzar un objetivo es necesario trabajar para ello en tu día a día. Una agenda es una de las herramientas más importantes para la administración del tiempo, pues te permite mantenerte enfocado en aquellas cosas que quieres hacer y es la mejor manera que yo he encontrado para bajar mis proyectos a actividades concretas. En el último artículo del 2017 te compartía algunas razones por las cuáles vale la pena usar una agenda, pero lo cierto es que no se trata de la agenda es sí misma, sino de lo que pones en ella.

Es muy común que comencemos el año escogiendo la mejor agenda que podemos encontrar y durante el primer mes logremos escribir las tareas de cada día pero que conforme va avanzando el calendario, la agenda se vaya quedando en el olvido. Por eso es importante destacar que la agenda es una herramienta y que su éxito o fracaso para ayudarnos a mejorar nuestra administración del tiempo depende totalmente del uso que hagamos de ella. No hay una sola manera de hacerlo, llevar una agenda puede ser tan simple como el cuaderno de tareas de mi padre o tan complejo o creativo como un Bullet journal. Lo ideal es encontrar la mejor forma que funcione para ti, recordando que la agenda en sí misma no es la meta final sino el medio para alcanzarlas.

Para que usar una agenda funcione es necesario ser constante y mantenerla al día, escribir todas las tareas que se considere necesario y sobre todo asignarles un tiempo definido a cada una de ellas, de forma tal que nos permita organizar el día. Otro punto importante es considerar agendar aquellas cosas que parecen obvias cómo tu tiempo de comida o tu tiempo de descanso, pues son esas actividades que suelen omitirse las que después pueden sabotear la planeación.

Una de las quejas más comunes que lleva a tratar de administrar mejor nuestro tiempo y usar herramientas como una agenda es el típico “no tengo tiempo para mi” y una de las causas más frecuentes de esto es que ni siquiera tenemos en el mapa aquellas actividades dedicadas a nuestro autocuidado. Por ello es necesario incluir el tiempo que dedicas para ti, tu media hora de escuchar música es tan importante cómo la reunión con tu jefe.

Fotos artículos (11)Para mi la agenda no es sólo una forma de mantenerme al día con las cosas que tengo que hacer, sino que es la forma en que mantengo siempre presentes mis metas personales, por lo que yo incluyo en ella tanto las actividades que me llevan a alcanzarlas como recordatorios constantes que me conserven en el camino. Una manera de hacer tu agenda más intencional y centrada en objetivos es escribir junto a la tarea del día el por qué y el cómo de lo que estás haciendo. Esto te mantiene conectado con las razones que tienes para realizar la actividad y te ayuda a evitar postergarla o no cumplirla. Por ejemplo, si estás integrando 20 minutos de lectura al día, puedes escribir algo como “Leer por 20 minutos sobre el tema que me apasiona para mantenerme actualizado y poder pedir un aumento”. La idea es que con sólo leer tu lista de tareas o actividades te sientas inspirado y conectado con la visión de lo que quieres alcanzar.

Al final no importa si decides usar una agenda física o digital, un cuaderno o una app, lo importante es que incluyas en ella todas las cosas que te ayuden a dedicar tu tiempo, y por consiguiente tu vida, a las cosas que realmente quieres hacer.

Tú ¿Usas una agenda? ¿Cómo lo haces? Me encantaría leer tus comentarios

Gracias por leerme. Hasta la próxima semana

 

Deja un comentario