Cierre de año, cierre de ciclos.

Estamos llegando a la mitad de Diciembre y sin duda el fin de año se siente más cada vez más cerca, entre las cenas de la empresa, los intercambios de oficina y las compras de temporada, no es muy difícil sentir que el año nuevo está ya a la vuelta de la esquina. Para mi esta semana comenzó oficialmente el cierre de mi año, estos han sido mis últimos días en un proyecto en el que he estado participando desde hace dos años. Esta semana comenzó el proceso de ir entregando documentos y actividades y sobre todo de empezar a dar un paso hacia atrás y permitir que alguien más se vaya ocupando poco a poco de aquello que solía hacer. Debo decir que hay muchas cosas que agradezco de este proyecto, pues me permitió aprender mucho y viajar a lugares dónde nunca había estado. Sin embargo, antes de iniciar el último tercio del año me di cuenta de que esta etapa había cumplido su ciclo en mi vida y era tiempo de soltar.

DL_Cierre_De_Año_Cierre_De_Ciclos_1Decidir dejar un proyecto nunca ha sido fácil para mí porque me siento sumamente comprometida con las personas y suelo tomarlo muy en serio. Sin embargo, con el tiempo he aprendido que cada programa en el que he participado tiene su tiempo y su propio ciclo, y hay un momento dónde un proyecto deja de aportar a mi vida o yo misma dejo de contribuir de la mejor forma. Entender estos ciclos no siempre es fácil, pero ayuda a poder dar lo mejor y a estar en el momento adecuado en el lugar indicado. Soltar un trabajo, un proyecto o incluso personas a veces puede parecer muy difícil, pues dejar ir aquello a lo que estamos acostumbrados nos deja en muchos casos con la incertidumbre y el miedo que esta conlleva. Pese a esto dejar ir aquello que ha cumplido su propósito te permite abrirte a explorar nuevas oportunidades y opciones que de otra forma no necesariamente tendrían un espacio para entrar en tu vida.

Aunque este proceso podemos hacerlo en cualquier momento, el cierre de año siempre es un buen pretexto para evaluar que cosas han dejado de aportar a nuestro crecimiento personal y cómo podemos modificarlas o soltarlas para continuar nuestro propio camino. Reflejar un poco lo que vivimos durante el año, nuestros éxitos y nuestros fracasos nos ayuda a aprender más sobre nosotros mismos y nos permite evaluar que tanto nos acercamos a las metas que nos propusimos e incluso si estas metas siguen siendo válidas para tu yo actual.

DL_Cierre_De_Año_Cierre_De_Ciclos_2Para mi esta época del año es siempre de mucha reflexión por todo lo que sucedió, y mucha ilusión por todos los nuevos planes. Considero que tomarse un tiempo en medio del caos decembrino para observar el recorrido del año siempre vale la pena, pues nos da un buen punto de partida para abrir la puerta a nuevas oportunidades y diseñar un plan de acción para las nuevas metas. Dejar ir lo que sea necesario, agradecer lo que sucedió y valorar lo que obtuvimos a lo largo de estos meses te permite recargarte para visualizar tus siguientes pasos o simplemente disfrutar de los resultados.

En los últimos artículos de este año les estaré compartiendo más sobre las herramientas que me ayudan a capitalizar lo vivido y comenzar el siguiente ciclo con toda mi energía y entusiasmo.

Muchas gracias por leerme

Hasta la próxima semana

 

Deja un comentario