La magia de ser voluntario

El martes pasado, 5 de diciembre, se celebró el Día Internacional del Voluntariado y, como voluntaria, no podía dejar de escribir al respecto. Cada año en esta fecha la ONU conmemora la importancia de las acciones voluntarias y su impacto en el mundo. La campaña de este año es un “reconocimiento a la solidaridad de los voluntarios que responden a las llamadas en momentos de necesidad bajo el lema <<Los voluntarios: primeros en actuar. Aquí. En todas partes>>” (ONU, 2017). Esta es la forma en que la ONU visibiliza a aquellas personas que donan su tiempo, talento y trabajo para transformar su realidad sin recibir una remuneración económica. Este año en especial hemos visto en México la fuerza de cientos de voluntarios que se unieron para salvar vidas y respondieron para ayudar a otros tras los sismos de septiembre, este día también es un reconocimiento para ellos.

DL_La_Magia_De_Ser_Voluntario_1Para mí, ser voluntaria ha sido una experiencia que ha cambiado mi vida y mi manera de ver el mundo. Lo que encuentras en un buen programa de voluntariado tiene un gran valor, pues no sólo te permite apoyar una causa en la que crees, o realizar actividades que te gustan y con las que te sientes comprometido, también te permite explorar y aprender en contextos donde no te encontrarías de otra forma.

Una de las cosas que más me gusta de ser voluntaria es lo mucho que te permite salir de tu zona de confort y enfrentarte a retos personales que te ayudan a conocer mucho sobre ti mismo. Siendo voluntario puedes involucrarte en actividades que nunca has intentado y que se convierten en nuevas habilidades. Es increíble ver el proceso de transformación que surge en las personas a través de un programa de voluntariado. Por ejemplo, ver como alguien que al inicio no se atrevía a hablar en público al final del proceso es capaz de hablarle a un auditorio o cómo una persona con sin conocimiento en temas ambientales se convierte en experto de manejo de residuos sólidos. El voluntariado es una forma de construir ciudadanía, pues te involucra con acciones concretas que pueden tener un impacto positivo en tu entorno y en ti mismo. Te hace coparticipe de lo que sucede a tu alrededor y por consiguiente en corresponsable de construir las soluciones que lleven a erradicar los principales problemas que hay en el mundo.

Existen muchas formas de hacer voluntariado, desde aquellos que deciden integrarse a un proyecto de desarrollo comunitario, hasta aquellos que contribuyen con su tiempo y conocimiento a través de programas en línea. Puedes ir a cuidar elefantes en una reserva en Tailandia o contribuir a que se desarrollen los eventos deportivos más importantes del mundo cómo las Olimpiadas, o sumarte a las jornadas de limpieza en tu colonia. Cada acción voluntaria lleva de trasfondo hacerse responsable de lo que sucede a tu alrededor y como dice la ONU: pasar a la acción.

DL_La_Magia_De_Ser_Voluntario_2Ser voluntario es una gran forma de contribuir a una causa y participar en el crecimiento y desarrollo de tu propia comunidad. Te sensibiliza sobre temas que importan y te abre a nuevas experiencias. El voluntariado no sólo contribuye al desarrollo de un país también contribuye a tu propio desarrollo, al crecimiento de tus habilidades personales y a expandir por mucho tus actividades cotidianas. También te da la oportunidad de conocer personas comprometidas y activas, puedes hacer grandes amigos y conocer iniciativas con grandes ambiciones para mejorar el mundo. Una gran virtud del voluntariado es que es que contagioso, cuando te involucras en un programa y descubres lo bien que te hace sentir, irremediablemente intentas que otros se sumen.

Para mi ser voluntario es un estilo de vida, que te recuerda que tus acciones cuentan y que siempre puedes contribuir con tu tiempo, talento y trabajo a logar una meta y aprender mucho en el proceso. Si nunca has hecho voluntariado te invito a que lo intentes. Si en algún momento no sabes que hacer con tu tiempo, has voluntariado. Si no sabes que quieres hacer con tu vida o te sientes estancado, súmate cómo voluntario. Tal vez no logres resolverlo todo, pero sin duda te ayudará a ver las cosas desde otra perspectiva y puede que encuentres esa pieza que hacía falta, porque sin duda hay algo mágico en ser voluntario.

Gracias por leerme 🙂

Hasta la próxima semana

Un comentario sobre “La magia de ser voluntario

Deja un comentario